Wednesday, September 05, 2007

Nota: 10musica 05/07/2007


10musica fue a la premiere de “¿De quién es el portaligas?” y te cuenta algunos detalles, aparte de emitir una opinión.



Fito Páez es corajudo. A cualquier cineasta novel que le hayan destrozado su debut cinematográfico como director, tal cual sucediese con Vidas privadas, le costaría reponerse y animarse con otro film. En su momento, Páez acusó el golpe pero eso no le impidió recuperarse e intentar una nueva aventura fílmica.

¿De quién es el portaligas? comienza con una supuesta pista que delata un también supuesto desliz de un músico infiel por naturaleza (protagonizado por Gonzalo Aloras, guitarrista de Fito en la vida real) que desata un pequeño infierno en una comunidad de tres amigas, que termina de una manera que aquí no vamos a revelar pero que de ningún modo es predecible en un comienzo. Esto habla bien de un guión que, pese a algunas inconsistencias, se revela audaz y divertido. Romina Richi y Julieta Cardinali son las dos mujeres que más relevancia tienen en el desarrollo de la acción, pero Cristina Banegas compone un personaje fundamental de manera magistral. También aparecen Lito Cruz, Darío Grandinetti (brillante), Fenna Della Maggiora, Leonora Balcarce, Duilio Marzio, Fontova y Fabiana Cantilo.

La banda de sonido tiene algunos toques interesantes con Coki & The Killer Burritos tocando en un típico antro de los ´80; un tema nuevo de Fito Páez y una versión instrumental de “Cinema verité”, de Serú Girán. Además, se puede apreciar una versión a capella de Richi y Cardinali, que destrozan alegremente “Persiana americana” de Soda Stereo.

La influencia estética más notoria en ¿De quién es el portaligas? es la de Pedro Almodóvar; abundan los guiños kitsch y algunos toques sórdidos, pero también algunas apelaciones al Ridley Scott de Thelma & Louise. Está muy bien hecha la reconstrucción de época del Rosario de los años ´80, y si bien hay algunos detalles que no quedaron muy bien pulidos (esos ruidos de bala tan de utilería), la película no decae y es atractiva visualmente. Los más educados en el rock podrán descubrir algunas citas como la de “rajá, turrita, rajá”, que proviene de Tango Feroz, y los más literarios sabrán que en verdad es de Roberto Arlt.

¿De quién es el portaligas? es una buena comedia moderna de enredos que no cae en los lugares previsibles, aunque a veces termine complicándose por querer dar trancos más largos de los que el género permite. Eso no invalida para nada el resultado que logra Fito Páez en su segundo intento cinematográfico, que seguramente sorprenderá a muchos incrédulos y divertirá a los espectadores.

Sergio Marchi

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home